Jaime D. Triviño ejerce de localizador jefe en la serie de TVE «Malaka»

El responsable de contenidos audiovisuales en Acaire se ha integrado en el equipo de producción de la serie como localizador jefe. Hablamos con él para que nos cuente en qué ha consistido su trabajo.

Salva Reina y Maggie Civantos durante el rodaje de Malaka

Malaka ha sido una de las series españolas más comentadas este año. Se trata de una producción con nombre propio, narrada con calma, sin concesiones a la audiencia, respetando el particular deje malagueño y en la televisión pública. Cuenta además con una gran representación de profesionales malagueños en la interpretación, encabezada por Salva Reina y Maggie Civantos en los papeles protagonistas, con otros secundarios destacados como Laura Baena, Héctor Medina o Víctor Castilla, entre otros. También aparecen nombres malagueños en el equipo de dirección, como Chiqui Carbante, y en el de guionistas, como Isa Sánchez. Finalmente, el equipo técnico y, fundamentalmente, el de producción, tienen una gran representación de profesonales malagueños. Es en este último grupo donde se ha integrado nuestro compañero Jaime D. Triviño, responsable de contenidos audiovisuales en Acaire, como localizador jefe de la serie. Hablamos con él para que nos cuente en qué ha consistido su trabajo.

Por razones de privacidad YouTube necesita tu permiso para cargarse. Para más detalles, por favor consulta nuestra Política de privacidad.
I Accept

¿Qué es un localizador?

La figura del localizador se ha convertido en imprescindible en la industria audiovisual actual, por la proliferación de títulos y, sobre todo, por el aumento de rodajes en escenarios naturales.

Cuando yo empecé en esto de la ficción, a finales de los 90, este trabajo lo hacía alguien del departamento de arte o un ayudante de producción, pero hoy en día el localizador no trabaja solo. Ahora cuenta con equipos que se encargan de hallar posibles espacios para rodar, de solicitar los permisos precisos y de otras gestiones imprescindibles para poder rodar con todas las garantías posibles.

Los localizadores recibimos el guion donde se describen los enclaves en los que suceden las tramas y a partir de ahí buscamos los que creemos que puedan encajar, primero por Internet o en archivos propios y luego comprobándolos sobre el terreno. Es muy importante acudir a verlos porque es posible que hayan cambiado y no sirvan por otras cuestiones. Lo habitual es asegurarse que son aptos antes de enviárselos al director, ya que si no, es trabajo perdido.

Jaime D. Triviño localizando para la serie "Malaka"

¿Qué características deben tener las localizaciones?

Cuando se trata de buscar escenarios naturales la accesibilidad es muy importante. Deben ser además amplios para que quepa el equipo. Por muy idóneos que sean, si no pueden llegar hasta ahí los camiones y coches de la producción, no sirve de nada. Si son lugares privados debes dar una imagen de profesionalidad porque tú eres la primera cara que van a conocer. Ese es el momento de dejar las cosas claras, ya que mucha gente desconoce la dimensión que toma un rodaje.

Si vas a ocupar la casa particular de alguien has de advertirle de que es prácticamente una invasión, que van a entrar 25 o 30 profesionales, a veces más, que no podrá usarla mientras duren las jornadas de acondicionamiento, el rodaje en sí y el desmontaje, que es posible que se muevan algunos muebles, etc.

¿Conocías bien Málaga antes de trabajar para la serie?

Hay quien puede pensar que para ser localizador tienes que conocer muy bien la ciudad o la zona donde se va a rodar, pero en realidad un localizador fundamentalmente tiene que tener la habilidad y el talento suficiente para encontrar sitios idóneos para los rodajes, según las exigencias de guion y del director, por supuesto.

Este es un trabajo en el que hay que preguntar sin parar y hablar con mucha gente.

Jaime D. Triviño localizando para la serie "Malaka"

¿Cómo está representada Málaga en la serie?

Existen algunos sitios que los espectadores pueden reconocer, como la antigua prisión provincial, el puente del Perchel sobre el río Guadalmedina, el Paseo de los Curas, el Cerrado de Calderón, los Baños del Carmen, la Alameda Principal, el barrio de la Alcazaba, la avenida de Cervantes, el Puerto del Condado y por supuesto el barrio de La Palma-Palmilla. También se han rodado en otras zonas de la provincia, como en Benajarafe (Vélez Málaga), donde se rodó una espectacular persecución policial, o en las Cuevas del Convento, en Alhaurín el Grande. Pero puede que “Malaka” haya descubierto a muchos espectadores otros lugares desconocidos de Málaga, de una ciudad alejada del foco turístico habitual pero que desprende autenticidad. Eso, junto con el deje malagueño de gran parte del elenco de actores y actrices, creo que la crítica lo celebra como gran éxito de la serie, como parte de la verdad que desprende.

Te has vuelto a encontrar con muchas de las personas que han trabajado en la serie en esta última edición del Festival Nuevo Cine Andaluz

Efectivamente. Formaban parte del jurado de la sección de cine Chiqui Carabante, que ha dirigido varios capítulos, Isa Sánchez, que ha participado en el equipo de guionistas, y la actriz Laura Baena, que ha interpretado magníficamente a La Tota, la matriarca del clan de los Cucos. Del jurado de fotografía ha formado parte Nico Aguado, que ha formado parte del equipo técnico en el grupo de eléctricos. También ha pasado por esta edición el actor Guille Garabato, que interpretó un papel en uno de los capítulos de Malaka y ha rodado como protagonista uno de los cortos exprés de esta edición del Festival Nuevo Cine Andaluz de Casares. En resumen, este año hemos tenido en el Festival de Casares una buena representación de Malaka.

Página oficial de Malaka

Málaga triunfa como escenario de series para televisión

Según los datos de la Málaga Film Office, solamente en la capital, en 2019 el impacto directo de las filmaciones ascendió a 23 millones de euros, lo que supuso un considerable incremento del 78% (en 2018 no se llegó a los 13 millones). La mitad de esos ingresos los aportó Netflix, que de la mano de la productora Fresco Bosco rodó en Málaga y la provincia durante cinco meses la primera temporada completa de ‘Warrior Nun’ (‘La monja guerrera’), que es una de las novedades más esperadas de la plataforma norteamericana para 2020.

Netflix también trajo a Málaga ‘The Crown’ y otras productoras europeas rodaron en 2019  otras dos series: ‘Los relojes del diablo’, de Mediaset Italia y ‘The Paradise’, de Mediapro, para la finlandesa Yle.

Por tiempo e inversión, las otras dos series que más usaron los espacios de Málaga fueron las españolas ‘Toy Boy’, de Mediaset y, particularmente, ‘Malaka’, que TVE estrenó con éxito el pasado mes de febrero, habiéndose rodado íntegramente entre la capital y la provincia Malagueña. Además, también se rodó en Málaga capital parte de un episodio de la popular comedia de Telecinco ‘La que se avecina’. De esta forma, nueve euros de cada diez los aportaron las series, ya que de los 23 millones de ingresos, casi 21 millones procedían del rodaje de ficciones televisivas.